Diputación de Badajoz

Lector con síntesis de voz: ReadSpeaker

Escuchar

Municipios

Encabezado de la sección

Escudo de Fuente del Maestre

Fuente del Maestre

Entidades Locales, Comarcas y Partidos Judiciales »

Fuente del Maestre

Monumentos

En el casco histórico la villa cuenta con dos plazas principales que se unen entre sí mediante la calle Pizarra. En la Plaza del Corro se levantan el Foto: Vídeo Palacio del Gran Maestre, de traza mudéjar; la fuente del Corro, recientemente restaurada con buen acierto; el mercado erigido sobre el antiguo Colegio Jesuita, y en el pasado otros edificios principales.

En la otra plaza se levantan las dos realizaciones más representativas de la localidad: la iglesia parroquial y el Ayuntamiento. De forma regular y amplias proporciones empredrada al modo tradicional, constituye ámbito de acusado valor ambiental y realización muy representativa del modelo de plaza típico de la Baja Extremadura. Igualmente representativa resulta la Casa Consistorial, obra del XVIII con galería porticada en el piso bajo, restaurada recientemente.

Foto: Palacio del Gran Maestre
Palacio del Gran Maestre
Foto: Iglesia parroquial de la Candelaria
Iglesia parroquial
de la Candelaria

Presidiendo junto con el Ayuntamiento esta plaza, se sitúa la Foto: Vídeo iglesia parroquial de la Candelaria, el hito artístico más relevante de la localidad. Fue reedificada en el siglo XVI sobre otra anterior con la advocación de Santa María la Mayor, en estilo gótico tardío, siendo renacentistas las portadas y otros componentes.

Su planta es de cruz latina, advirtiéndose en la obra tres zonas bien diferenciadas: cabecera de gran desarrollo, nave de menor altura y torre fachada mudéjar. Las dos primeras se cubren con bóvedas de crucería y fueron realizadas por el arquitecto Juan de Maeda. La torre es de ladrillo con remate almenado. Las portadas laterales y la interior de la sacristía, ésta debida al cantero Juan de las Liebes, constituyen piezas de gran atractivo por su preciosista traza plateresca. El "acabóse" del templo en 1593 consta en una inscripción de la capilla de Santiago.

Al interior sobresale el retablo mayor soberbia pieza de principios del XVIII atribuida a Sebastián Jiménez y Antonio Clemente. Buenos retablos laterales, pinturas, orfebrerías y otros contenidos de gran valor completan la dimensión artística de esta relevante iglesia. Especial mención requieren el órgano y la tribuna de madera con decoración de lacería que lo soporta. El instrumento fue fabricado en 1807 por Manuel Risueño, habiendo sido restaurado recientemente. La parroquia está declarada Monumento Histórico Artístico por la Junta de Extremadura.

Realización de interés es también el convento de San Francisco, último de los de esta orden ocupados en la región (fue exclaustrado en 1.986), obra de gran cuerpo con hermosa portada, erigido en el siglo XVI. Aunque muy transformado en su fisonomía también perdura el convento de monjas de la Concepción, cuya comunidad elabora una exquisita repostería. Otros centros religiosos históricos son las ermitas de Santa Lucía y Santiago.

Elementos muy peculiares de la localidad fueron los llamados "torrejones" o torres de los molinos aceiteros, cuyos remates bulbosos sobresalían por encima de los tejados singularizando el perfil del pueblo. Del medio centenar que aún existían hace unas décadas, hoy no perduran más que cuatro. En la calle Corredera se localizaban la Casa de la Encomienda, y la de la Tercia o Pósito. Muy característica resulta la pintoresca plaza de toros cuadrangular que se dispuso aprovechando un patio del antiguo cuartel de caballería del siglo XVIII.

Foto: Plaza del Corro
Plaza del Corro
Foto: Cruz

Hito especialmente representativo es la llamada Cruz de Pedro Alonso, crucero del XVI de arraigada tradición popular.

Centro de abolengo y relevante pujanza en todas las épocas, el señorío de Fuente del Maestre se refleja en sus construcciones. Sus calles son rectas y espaciosa, muchas de gran extensión, compuestas por edificaciones de fachadas blancas de noble arquitectura en las que abundan los blasones. Las de la Corredera, Quebrada, Lechones, o Arroyo, en la zona más antigua; o las de San Lázaro, Arias Alonso, Martiánez, Nueva, Tronera y otras de las más moderna, resultan de alta calidad ambiental y marco muy atractivo para la estancia o el paseo.

Además de por su dimensión histórica y sus contenidos artísticos, La Fuente, como es conocida popularmente la localidad, se distingue por su particular dicción de reminiscencias leonesas, pulida y bien diferenciada del resto de la región, y por su proverbial dinamismo e iniciativa. En esta última se basa la tradicional movilidad espacial de sus naturales, según la cual, y al igual que ocurre con los de Campanario, dondequiera que uno vaya se encontrará siempre con un fontanés. Estos son conocidos popularmente en el partido judicial con el apelativo de "balacones". Entre sus personajes se distingue Fray Alonso de la Fuente, el tenaz perseguidor de los Alumbrados en el siglo XVI.