Diputación de Badajoz

Lector con síntesis de voz: ReadSpeaker

Escuchar

Municipios

Encabezado de la sección

Escudo de La Garrovilla

La Garrovilla

Entidades Locales, Comarcas y Partidos Judiciales »

La Garrovilla

Historia

Aparece en el Siglo XIII, con categoría de aldea o lugar, en la comarca de Mérida. La Garrovilla es una población de origen Santiaguista, que aparece en la geografía emeritense cuando la Orden de Santiago se hace cargo por entero de Mérida y toda su comarca.

Hacia el año 1233, el partido judicial quedaba despoblado, dado que los cristianos mozárabes se marchaban hacia el norte con las tropas Cristianas y los Arabes se dirigían hacia el sur en retirada con sus tropas. Para volver a repoblar el partido judicial, el Arzobispo D. Bernardo II y el Maestre de Santiago D. Pedro González Mengo firman en el año 1255 un fuero que sentaría las bases para el reparto, pastoreo, cultivo y aprovechamiento de montes y tierras, dando facilidades a los nuevos habitantes de las aldeas del Partido Judicial.

Foto: Vista de La Garrovilla
Vista de La Garrovilla

También el Maestre D. Gonzalo Ruiz Girón expide en el año 1275, una carta privilegio por la que entrega de por vida las aldeas a los caballeros y Comendadores de la Orden de Santiago que las fundasen, dando así el impulso necesario para la repoblación de las áreas deshabitadas y para la fundación de nuevos emplazamientos habitados.

Entre todas estas aldeas, nace la aldea Algarrobillana, fundada por un comendador de Mérida, pues la población fue siempre parte de dicha encomienda y era al Comendador a quien se pagaban los diezmos.

No nace la aldea con el nombre con el que hoy conocemos a ésta localidad, sino que se conoció con el nombre de ALGARROBA, posteriormente degenerando en el nombre de Algarrobilla, pasando después a llamarse LA GARROVILLA por la simple ante posición de la segunda letra del nombre, la L a la A primera.

El acontecimiento histórico más destacado en la localidad, se produce en el año 1599, cuando se consigue el titulo de Villa, por el que se separa de Mérida mediante el pago de 2.624.000 Mrs. pudiendo desde entonces sus alcaldes, juzgar los pleitos y disponer de rollo, horca y cuchillo.

Los peores momentos para la localidad, se pueden situar durante las guerras de Secesión de Portugal (1640-1668) y la guerra de la Independencia, épocas donde se redujo la población a menos de 40 habitantes, que debían mantenerse a base de hiervas, frutas y animales muertos, debido a la escasez de alimentos en la época.

El nuevo resurgimiento se llevaría a cabo en el año 1864, cuando se instala la vía férrea Badajoz - Mérida, dotando a la localidad de una estación y al aplicarse en la zona el Plan de Regadío, en el año 1951.

Aunque la fecha exacta del primer asentamiento en la actual villa podría remontarse a la Era del Paleolítico, nos quedaremos con la fecha en la que el pueblo adquiere su categoría de Villa, al independizarse de Mérida en el año 1599.