Diputación de Badajoz

Actualidad

Encabezado de la sección
 

Sin contenido

Sin contenido

Sin contenido

El consumo de agua aumenta un 44% durante el verano en pueblos de la provincia
Imagen de la Noticia

21-08-2020 Se debe realizar un consumo responsable para garantizar el abastecimiento de agua durante el año

   El consumo de agua se incrementa un 44 por ciento de media en verano respecto a los meses de invierno, según los datos de facturación de agua potable en los municipios adheridos al Consorcio de Gestión de Servicios Medioambientales de la Diputación de Badajoz, Promedio. Cada vecino o vecina hizo uso de una media de 164 litros de agua al día durante el periodo estival de 2019, mientras que en invierno la cifra se redujo a 114 litros por jornada.

   Si hablamos de consumo urbano en 36 localidades adheridas al Consorcio, con una población de 57.512 habitantes, la estación en la cual se consume más agua es el verano, sobre todo por los gastos asociados a riegos de parques y jardines (públicos y privados), que son mayores, así como los lúdicos (piscinas). 

   También es significativo el aumento de población en los pueblos de la provincia, lo que hace que el repunte sea incluso mayor que en grandes zonas urbanas. Según los datos de Promedio, en el periodo estival se consumen en los hogares (agua facturada) un 44 por ciento más de agua que en invierno. Estamos hablando de una diferencia de casi 50 litros por persona entre un día de verano (164 litros por habitante y día) y uno de invierno (114 litros) en las 36 poblaciones objeto de este estudio.

   En esta cifra solo se contabilizan los consumos urbanos. Si se tuvieran en cuenta la agricultura y la industria la diferencia sería aún más acusada, ya que las campañas de riego agrícola son más intensivas en primavera y verano.

   El siguiente periodo en volumen de consumo es la primavera. La diferencia de uso de agua en los hogares respecto al verano es importante, un 20% menos de agua facturada (27 litros menos). Los veraneantes aún no han llegado a las poblaciones y las piscinas no han abierto sus puertas. Sin embargo, si comparamos la primavera con la estación de menos consumo, se observa también un repunte importante (+19%). Si en primavera pasan por los contadores de media unos 138 litros por persona al día, los pueblos pacenses reducen su consumo hasta los 114 litros por vecino y jornada durante el invierno.

   Finalmente, la diferencia entre invierno (114 litros) y otoño (119 litros) es escasa, apenas un 4% de mayor consumo durante la estación de la caída de las hojas, siendo la población y la actividad urbana más estable en estos meses del año.

   Por ese motivo, es importante que, en la época de lluvias, que normalmente se inicia en octubre y acaba en abril, las precipitaciones sean abundantes para que se pueda dar cobertura a la mayor demanda de agua durante el estío.

   Y no menos importante resulta poner en marcha medidas y buenas prácticas de ahorro de agua en el hogar. Conservar el agua de las piscinas, reducir riegos plantando especies autóctonas que requieren menor necesidad de agua, instalar dispositivos de ahorro de agua en cisternas y grifos y reparar de forma inmediata cualquier avería o fuga en la instalación interna de la vivienda, son solo algunas de las acciones que contribuirán a tener mas disponibilidad de agua en el futuro y, por qué no, a ahorrarnos unos euros en nuestros recibos de abastecimiento y depuración.



 



 



 

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

Información adicional

Publica: Gabinete de Comunicación (Presidencia y Relaciones Institucionales)

 

Pie de Página