Diputación de Badajoz

Municipios

Encabezado de la sección

Escudo de Salvaleón

Salvaleón

Entidades Locales, Comarcas y Partidos Judiciales »

Salvaleón

Historia
Foto: Restos del castillo de Salvaleón
Restos del castillo de Salvaleón

Pruebas evidentes de sus orígenes remotos son las culturas prehistóricas que a continuación detallaremos. Posiblemente algún núcleo romano fue el antecedente de la actual población. Lo que si es cierto es el culto cristiano en época visigoda, como así lo dicta el Templo del siglo VII ubicado en el territorio de la actual Iglesia.

Durante la época musulmana fue abrigo Mozárabe. Según cuenta la “leyenda” en el castillo que se alza sobre un monte cercano y del que apenas quedan restos de la construcción, se refugió Ibn Marwan, fundador de Badajoz. Éste junto al rey asturiano Alfonso III, sorprendió al ejército del Emir de Córdoba en las inmediaciones de la fortaleza de Monsalud, derrotándolo en el año 886.En el 1228 fue reconquistada y repoblada por unidades leonesas. Se vio perturbada por las guerras con Portugal en los siglos XIV y XV. En 1462 la familia Suárez de Figueroa logró el señorío sobre la villa y pasó a formar parte de la Casa de Feria.

Resistió las contrariedades bélicas de la Guerra de Restauración de Portugal, siendo saqueada en el año 1644 así como en la Guerra de Sucesión. Y en 1706 fue tomada por un ejército anglo-holandés-portugués.

Ya en el casco urbano de Salvaleón, los mayores atractivos los encontramos en la Iglesia parroquial, construida en el siglo XVI bajo el título de Santa Marta, y en cuyo interior se ampara una fastuosa talla del Cristo de la Misericordia, y la Ermita de la Virgen de Aguasantas, que sirvió como cementerio para la gente humilde, pues la parroquia era exclusiva de clases acomodadas.

Foto: Iglesia Parroquial de Santa Marta
Iglesia Parroquial de Santa Marta
Foto: Ermita de Nuestra Señora de Aguasantas
Ermita de Ntra. Sra. de Aguasantas

Otros elementos de gran interés turístico, los encontramos en los restos arqueológicos localizados en la zona perteneciente a la finca. Son dignos de mención el Dolmen del Toril: sepulcro megalítico de tipo galería localizado en la zona denominada “El Toril”, las Cistas: de forma rectangular y realizadas con ortostatos poligonales de granito y diorita, en el área conocida como “Las Caballerías”, la Villa Romana: formada por gran cantidad de ladrillos, piedras y tegulae, junto con algunos fragmentos de cerámicas de cocina pertenecientes probablemente a la época romana, en el lugar conocido como “El Toril”, la Tumba Medieval: denominada “El Sepulcro

del Moro”, se trata de un enterramiento aislado excavado en la roca granítica, las Majadas y Refugios de Pastores: se encuentran repartidos por toda la finca y gozan de un alto valor etnográfico pues se trata de construcciones muy características y definidoras de la zona, y los Pilares y Molinos: se conservan como componentes etnográficos de interés los pilares del Castillo, Valdejerez y Las Cogutas.